JESÚS LÓPEZ

con dirección de Maximiliano SCHONFELD

MURILLO CINE - como PROD

Drama - Post-Production 2020

Jesús López es la historia de Abel, un adolescente sin rumbo que vive en una aldea y decide tomar el lugar de su primo recientemente muerto. Al principio todos ceden a la idea, ya que la vida trunca de Jesús López dejó un terreno baldío. Pero con el paso de los días Abel empieza a incomodar a su entorno, y está decidido a no devolver la personalidad prestada.

Festivales
& Premios

Ventana Sur 2018
Proyecta
    • Año de producción
    • 2020
    • Géneros
    • Drama, Familiar, Art - Culture
    • Paises
    • ARGENTINA
    • Idiomas
    • ESPAÑOL-ARGENTINA
    • Presupuesto
    • 0.6 - 1 M$
    • Duración
    • 85 mn
    • Directores
    • Maximiliano SCHONFELD
    • Sinopsis
    • Jesús López tiene 23 años y muere inesperadamente en un accidente de moto. La pequeña aldea donde vive se conmociona con su muerte: qué van a hacer sus padres, sus amigos y su novia con ese sitio que deja vacío?
      Abel es su primo, unos años menor. Está terminando la adolescencia y no sabe quién es ni qué va a ser de su futuro. Se inscribió para irse a estudiar a Santa Fe, pero no pasó el examen de ingreso.
 Irene y Cacho, los padres de Jesús, invitan a su sobrino Abel a que se quede unos días en su casa. Abel, un poco por respeto y otro por querer irse de su casa acepta. Duerme en la cama de Jesús, juega con Nippur su perro, acompaña a Irene en sus noches de insomnio y usar la ropa de su primo muerto lo acerca a esos lugares que el otro llenaba y que ahora son un terreno baldío.
      Abel se hace amigo de los amigos de Jesús. Comparte las tardes en el arroyo, las noches en el boliche y se emborrachan. Al mismo tiempo Abel conoce a Azul, la ex novia de su primo muerto, con la cual comienzan un vínculo amoroso.
      En un principio todos aceptan la idea de un muleto -como se dice en el ámbito de las carreras automovilísticas del coche preparado para reemplazar o sustituir al principal en caso de rotura-. Y aunque Abel haga su mejor esfuerzo, comienza a incomodar a su entorno.
      Pero Abel no esta dispuesto a entregar su personalidad robada y su parecido con Jesús es cada vez mas sórdido, a tal punto que su cuerpo comienza a mutar, como poseído por el espíritu de su primo muerto.
      Con el cuerpo usurpado de su primo, Abel regresa a la aldea. Allí en la pista de carrera lo espera el auto de Jesús y el último desafío para que la transformación sea definitiva.