VERA DE VERDAD

IO SONO VERA/ VERA DE VERDAD

con dirección de Beniamino CATENA

17PRODUCCIONES - como PROD

Ciencia-ficción - Post-Production 2020

Vera (10) desaparece. Al mismo tiempo un hombre clínicamente muerto se despierta. Dos años más tarde Vera retorna, pero con 25 años.
Dos vidas entrelazadas que en busca de la verdad superarán los límites del tiempo y el espacio durante una colisión de estrellas.

Festivales
& Premios

Cannes 2020
Fròntieres
    • Año de producción
    • 2020
    • Géneros
    • Ciencia-ficción, Drama
    • Paises
    • ITALIA, CHILE
    • Idiomas
    • ITALIANO, ESPAÑOL-CHILENA
    • Presupuesto
    • 0.6 - 1 M$
    • Duración
    • 105 mn
    • Directores
    • Beniamino CATENA
    • Guionista(s)
    • Paola MAMMINI, Nicoletta POLLEDRO
    • Productores
    • Simone GANDOLFO (MACAIA FILM), Karina JURY (17PRODUCCIONES), - - (ATOMICA)
    • Sinopsis
    • En Liguria, Italia, Vera, una niña de 10 años, amante de la astronomía, desaparece sin dejar rastro, mientras pasea con Claudio (35), su profesor, cerca del acantilado de Punta Crena. En ese mismo momento, al otro lado del mundo en San Pedro de Atacama, un hombre de 55 años, clínicamente muerto luego de sufrir un infarto, despierta. Es Elías, guardia del Observatorio Astronómico de A.L.M.A. Su hija, Clara (33), pese a los conflictos internos que le genera la figura paterna, llega a visitarlo. Elías ha cambiado, desde su despertar es una persona mejor, que sueña cada noche con una niña…es Vera, de la cuál no sólo, de alguna manera, ha obtenido su bondad, sino también su pasión por las estrellas. Elías, no sabe quién es ni que le ha sucedido. Confundido, viaja por el desierto sin encontrar una explicación. Con el pasar de los días, su necesidad de saber quién es y de donde vienen esos sueños que lo persiguen lo llevan a encontrar una machi, quién le indica que la persona de sus sueños no es ni una niña ni una mujer, sino una alma suspendida en el universo. En busca de ella y confrontando la imágenes de sus sueños con datos de Internet, Elías, llega a Punta Crena y se lanza al vacío en el mismo lugar donde Vera desapareció dos años antes. En ese preciso momento, nuevamente la lógica se pierde y una mujer de 25 años aparece en la playa de Punta Crena, bajo el acantilado. Es Vera, una Vera adulta, pese a que han pasado sólo 2 años de su desaparición. Busca a sus padres, a quiénes cargan la tristeza y angustia de haber perdido a su pequeña hija. La madre, le cree, el padre no. Claudio, el profesor, amigo de los padres en los tiempos de Vera niña, enjuiciado y sobreseído por el caso de su desaparición, será la primera persona que ella buscará y, aunque con reticencia, finalmente también le creerá. Ahora es ella quién sueña Elías. Con el pasar de los días, el cuerpo de Vera empieza a cambiar. Envejece rápidamente cada día, en contraposición con la actitud inocente y desenfadada de la joven. Vera muere, dejando un nuevo vacío en el corazón de sus padres y de Claudio. Este último no se hace una razón y, en la antigua animita de Vera en el acantilado, encontrará las pertenecías de Elías, revelando la extraña conexión del hombre con Vera. Viajará Chile y encontrará Clara, quién entre la rabia y la pena por la muerte del padre, al inicio lo rechazará, para luego darle la oportunidad de que él y su verdad entren en su vida.