GREEN EYES

ЗЕЛЁНЫЕ ГЛАЗА

CINEMAREC - como PROD

Drama - Development 2011


    • Año de producción
    • 2011
    • Géneros
    • Drama, Romántica
    • Paises
    • BIELORRUSIA
    • Idiomas
    • RUSO, INGLÉS
    • Presupuesto
    • 10 - 25 M$
    • Duración
    • 90 mn
    • Guionista(s)
    • Alena KALIUNOVA, Sergey SHAFARENKO
    • Sinopsis
    • Dos detectives caminan por el hospital “Puri District Hospital” del distrito índico meridional. Deben identificar a una joven mujer blanca sin documentos trasladada inconsciente al hospital.
      “¿Quién es usted, señorita?” “¿Cuál es su nombre?” Las preguntas de los detectives no reciben respuestas y flotan en un abismo difuso que envuelve la mente enferma de la mujer.
      Por la noche, cuando el mundo entero se cubre de silencio y un chaparrón tropical cae sobre el suelo, Anna comienza lentamente a volver en sí. “¿Quién es usted señorita?””¿De dónde es?” “¿Cuál es su nombre?” Ella comienza a recordar…
      Anna Poletaeva era la hija de una oficial de alto rango del Ministerio de Asuntos Exteriores soviético. Su madre murió al dar a luz, y la infancia de la niña fue fuera de lo común. Pasó la mayor parte de su niñez en el exterior junto a su padre, hablaba varios idiomas, estaba familiarizada con las culturas de diferentes pueblos. Su abuelo también formaba parte de su familia, tenía una personalidad muy distinta a la de su estricto, autodisciplinado y taciturno padre. Era pintor, algo excéntrico y atrevido, sólo como un genio puede serlo. Anna tenía un extenso linaje, pero eso no podía comentarse con nadie.
      En 1992, la vida de la familia, al igual que la vida del país, cambia dramáticamente. El padre de Anna vuelve a su país natal, Bielorrusia, y como persona que ha hecho muchísimo para lograr la caída de la Cortina de Hierro comienza a establecer relaciones internacionales con el nuevo estado. Ese mismo año, se instala una embajada de India en Minsk y Anna conoce a Vikram, el hijo del embajador, en una recepción en la cual ella baila una danza india. De inmediato, surge una relación entre los niños que podría llamarse amor si ellos fueran mayores.
      El mundo cambia rápidamente, y el padre de Anna se jubila. La relación entre Anna y Vikram se rompe, dejando lindos recuerdos como un par de fotos, el amor por la lejana India y un regalo del niño enamorado: una pequeña cobra con ojos esmeralda, verdes como los de Anna. Todo parece convertirse en algo del pasado, pero la vida nos tiene preparados sus propios planes…
      Anna Poletaeva se transforma en una mujer joven y hermosa. Hereda el carácter fuerte de su padre y la percepción creativa del mundo de su abuelo. Es una famosa fotógrafa de prensa, segura, conocida en su profesión y feliz en su matrimonio. Es como si nada pudiera destruir su bienestar, pero el destino tiene guardada una sorpresa desagradable: un engaño banal de su esposo con su mejor amiga. Anna, acostumbrada a vivir conforme a principios rectos, sufre duramente lo sucedido. Sumergida en una profunda depresión y habiendo perdido, como ella cree, todo lo que quería, acepta una oferta de una agencia de noticias que había recibido hace mucho tiempo atrás y vuela hacia la India.
      En un primer momento, el país de sus sueños de niña no despierta ningún interés especial en ella. Es su “nuevo lugar de trabajo”. Pero, muy pronto, se torna evidente que la vida tiene escrito un guión especial para Anna, que ella no puede cambiar o evitar…
      Después de dos días en un hotel, Anna hace un esfuerzo por levantarse, tomar un baño y salir. Observa a su alrededor un mundo extraño, incomprensible, como si lo estuviera viendo desde afuera. Mira a la gente, cuya apariencia, sistema de valores y perspectivas del mundo son para ella difíciles de comprender. Sus propios problemas le hacen observar al mundo a su alrededor con mayor perspicacia y percepción; este mundo despierta a su artista interior. Anna toma su cámara y saca fotos con mucho entusiasmo.
      Cerca del complejo arquitectónico Qutb Minar, ve una columna y un grupo de personas que está rodeándola. Una desconocida de origen indio la invita a abrazar el monolito de hierro con sus manos. Anna pone su cámara en el suelo, y se dispone a abrazar la columna, como si toda la experiencia, el universo entero y su bienestar dependieran de ese momento. Las yemas de sus dedos se acercan. Cuando la distancia entre las yemas de sus dedos es de apenas unos centímetros, un niño mal vestido aparece de repente enfrente de ella y hábilmente agarra la cámara y desaparece entre la multitud. Anna sale precipitadamente detrás de él.
      Los transeúntes miran sorprendidos a una mujer corriendo tan rápido como puede, sin notar nada más. Cruza una calle y casi la atropella un auto. El conductor vira bruscamente y choca contra un cartel. Anna cae al piso. Pero se levanta rápidamente y sigue corriendo sin prestarle atención al corte en su frente. El conductor, confundido, corre tras ella y la alcanza en un barrio pobre de la ciudad donde ella se detiene en medio de la calle, mirando a su alrededor, confundida, y tratando de visualizar al ladrón que desapareció entre las calles entrecruzadas de los barrios bajos, como si estuviera buscando en cualquier otra parte del mundo.
      Él la reconoce de inmediato, por sus grandes ojos verdes que no volvió a ver nunca más en otro lugar, por su carácter, poco común y único. La reconoce porque el destino le regala otro encuentro con esta extraña e inusual mujer. Y por el hecho de que nunca ha podido olvidar esos ojos.
      El pasado vuelve para Vikram y Anna. El corazón herido y helado de la mujer se abre a un nuevo amor, o por lo menos trata de entender lo cercana que resulta esta persona para ella. Lo conoce muy bien, y al mismo tiempo tiene que conocerlo de nuevo, pues ahora es un adulto, maduro, fuerte y valiente. Por temor a salir herida nuevamente, Anna deja de lado con mucha cautela sus sentimientos y poco a poco comienza a florecer.
      Pero los años entre la infancia y la adultez no pasaron sin dejar huellas. Vikram, al igual que Anna, tiene su propia vida y la obligación impuesta por sus padres, hace tiempo atrás, de casarse con una joven india, Priyanka, con la cual ha estado comprometido durante muchos años. Vikram está desesperado. Su familia trata en vano de persuadirlo para que cumpla con su destino y no pisotee las costumbres de sus ancestros, ya que sus experiencias de vida y sabiduría le muestran que un sentimiento y un deber, desafortunadamente, suelen estar en conflicto el uno con el otro, pero el sentimiento nunca ha ganado esta batalla.
      La familia de Vikram conoce a Anna. Le piden que deje a Vikram en paz, que no arruine su vida y le explican las costumbres de su país, las reglas de sus creencias y su forma de vida. La prometida de Vikram y sus amigas conspiran en contra de ella. Para completarlo, el hermano mayor de Vikram ofrece a Anna 10.000 dólares para que deje a la familia tranquila.
      Profundamente confundida, enfrentándose a un círculo de mentiras y a una situación desesperante, Anna se dirige al hospital con la esperanza de que una conversación con Vikram le ayude a evaluar la situación y a tomar una decisión correcta. Ve a su amado cerca del hospital, sentado en un banco del parque junto a Priyanka. Anna los observa por un largo tiempo, y siente que está fuera de sus vidas extrañas y arregladas. Debiendo superar sus sentimientos, toma una difícil decisión y se va. Anna no sabe que en ese momento, Vikram está intentando explicarle a su prometida que su casamiento es imposible.
      Un tren nocturno lleva a Anna hasta Jaipur. Se baja en una plataforma vacía, llueve, toma un taxi y se dirige a un ashram. Esta mujer extranjera, extraña y silenciosa con los ojos llenos de dolor, llama la atención sabia y discreta de un ilustrado gurú y swami. El nuevo mundo, completamente nuevo, lleno de sabiduría, paz mental y con una alta percepción de uno mismo transforma a Anna. Su alma se va calmando gradualmente, se alza por encima de las circunstancias de su vida y obtiene iluminación. Al absorber palabras lacónicas, llenas de sentido, de las personas que la rodean, Anna comienza a darse cuenta de que el verdadero mundo y el universo entero existen solamente en el alma de una persona, que el amor más grande es la renuncia más grande, que el amor es eterno en el corazón.
      El nuevo estado de Anna se refleja en una serie de fotos que sorprenden por el valor artístico y el grado de profundidad, convirtiéndose así en las mejores obras de arte de su talento. El mar atrae a Anna, que entonces decide irse a Puri. Mientras tanto, Vikram no puede soportar la pérdida de su amada. No escucha los argumentos de su familia y sigue buscando a Anna con el temor a volver a perder su amor una vez más. La búsqueda lo lleva a un ashram en Jaspur. Al preguntarle por Anna, un anciano gurú cuenta a Vikram una leyenda sobre un sueño de Rama en el atardecer de su vida. Se ve a si mismo joven y al lado de él ve a una mujer hermosa que le habló de amor y fidelidad, que le ofreció la corona de rey y poder en todo el mundo. El alma de Rama se entusiasmó. Luego, la inteligencia de Rama lo iluminó y le advirtió que si aceptaba la corona y el poder en todo el mundo, la razón divina lo abandonaría para siempre. Y si sujetaba a la mujer entre sus brazos, su felicidad la mataría.
      Sin escuchar el final de la historia, Vikram sale de prisa hacia el océano en busca de Anna. Trata de encontrarla de todas las maneras posibles y finalmente lo logra. Sus palabras “donde sea que escapemos siempre volveremos a encontrarnos” suenan como una sentencia. Anna se da cuenta de que realmente es así, su encuentro fue fatal, y uno no puede escapar al propio destino, aunque el mundo entero se oponga. En la playa hacen el amor por primera vez.
      Vikram se despierta primero por la mañana y mira con ternura el rostro dormido de Anna. Tratando de no despertarla, besa suavemente sus manos. Anna se mueve y lo abraza, aún con sus ojos cerrados…
      Afuera retumba el sonido de un océano azul. Una bandera con un brillante mensaje de “Feliz Navidad 2005” flamea suavemente en la brisa. La bandera comienza a agitarse con más fuerza. El mástil se inclina, finalmente se rompe y es arrastrado por el viento a lo largo de la playa. La marea va bajando dejando la playa desnuda. Por un momento, un silencio inquietante es interrumpido por el crujido de una enorme ola…” ¿Quién es usted, señorita?””¿Cómo se llama?” suena en la cabeza de una mujer pálida con negros círculos bajo los ojos, apoyada frente a una ventana abierta y dejando caer la lluvia tropical sobre su rostro.
      “No lo sé…ahora no lo sé…no lo sé…” repite en silencio a una persona que no existe o que es invisible.
    • Socios & financiación
    • co-production partners from India are sought
      financing partners are sought
Pais de Distribución
Fecha de estreno
Distribuidor
Derechos
Titulo local
Compañia País Papel